¿Cómo cocer legumbres en casa?

¿Cómo cocer legumbres en casa?

¿Sabes cómo cocer legumbres en casa? Hoy en Mi Cocina Real te contamos todos los pasos que tienes que seguir para hacer unas legumbres perfectas.

Desde Mi Cocina Real te solemos recomendar el uso de legumbres ya cocidas para ahorrar tiempo.

Pero hoy te vamos a explicar paso a paso cómo cocer legumbres en casa. Además, vamos a responder de forma detallada a las preguntas más comunes a la hora de preparar las legumbres desde cero.

A continuación, te contamos el proceso general para hacer cualquier tipo de legumbre con verduras. Después de la receta te contamos las 3 ideas más importantes para que te queden unas legumbres caseras de 10.

¿Cómo cocer legumbres en casa?

Hoy te explicamos paso a paso cómo hacer cualquier legumbre con verduras desde cero. Aprende cómo cocer las legumbres de una forma muy sencilla y con un resultado exquisito.
Descargar pdf Califica la receta
Plato: Plato principal
Cocina: Española
Dificultad: Fácil
Congelación:
Tiempo de preparación: 5 minutos
Tiempo de cocción: 1 hora
Tiempo total: 1 hora 5 minutos
Raciones: 4
Calorías: 262kcal
Precio aproximado: 3€
Chef: David

Ingredientes

  • 200 g. legumbres secas (remojar la noche anterior 10/12 horas)
  • 150 g. cebolla
  • 120 g. zanahoria
  • 200 g. puerro
  • 120 g. pimiento verde
  • 200 g. pimiento rojo
  • 120 g. tomate
  • 1-2 dientes ajo
  • sal yodada (al gusto)
  • pimienta negra (al gusto)

Elaboración paso a paso

La noche anterior:

  • Llenamos con abundante agua la cazuela donde vayamos a cocinar las legumbres, echamos las legumbres en seco y dejamos reposar 10-12 horas.
    Añadir 15 g. de sal por cada litro de agua que utilicemos para remojar las legumbres.
    Un poco más adelante te explicamos el por qué.

Antes de cocinar:

  • Colamos muy bien las legumbres y las pasamos por agua (como si estuviésemos enfriando pasta).
    Las volvemos a echar en la cazuela y cubrimos con agua (es importante dejar una capa de agua de unos 4 cm por encima del nivel de las legumbres).
  • Pelamos el tomate, la zanahoria, la cebolla, el puerro y los ajos.
    Podemos cortar el puerro por la mitad para que no ocupe demasiado espacio.
    Para los pimientos, les retiramos las semillas y los dejamos enteros. Ya tenemos todas nuestras verduras listas.
  • Añadimos todas las verduras a la cazuela, ponemos el fuego al máximo y tapamos.
    Una vez que rompa a hervir (es muy importante estar muy atentas) bajamos el fuego, tapamos y cocinamos 60 minutos a fuego suave (sin que deje de hervir).
  • Sacamos las verduras con cuidado de no quemarnos y las vamos echando al vaso de la batidora.
    Trituramos muy bien hasta obtener un puré denso. Lo probamos y añadimos sal y pimienta al gusto. Volvemos a batir muy bien.
    Si quieres añadir un poco de aove lo puedes incorporar ahora y batir con el "puré".
  • Echamos el "puré" de verduras de nuevo a la cazuela con las legumbres y seguimos cocinando hasta que las legumbres estén a nuestro gusto.
    El tiempo dependerá mucho de la variedad de legumbre y de la dureza del agua que estemos utilizando.
  • Una vez que las legumbres están a tu gusto solo queda probar y comprobar si les hace falta un poco más de sal o pimienta.
    Ya están listas para comer.

Notas

Consejo: Puedes hacer el doble de cantidad de esta receta y después congelar. Es un fondo de congelador muy práctico para esas semanas que tenemos menos tiempo para cocinar. 
Información Nutricional
¿Cómo cocer legumbres en casa?
Amount per Serving
Calorías
262
% Daily Value*
Grasas
 
1
g
2
%
Grasas saturadas
 
1
g
6
%
Sodio
 
40
mg
2
%
Potasio
 
947
mg
27
%
Carbohidratos
 
49
g
20
%
Fibra
 
20
g
83
%
Azúcar
 
10
g
11
%
Proteínas
 
15
g
23
%
Vitamina A
 
7791
IU
156
%
Vitamina C
 
105
mg
127
%
Calcio
 
86
mg
9
%
Ácido fólico
 
315
µg
79
%
Hierro
 
5
mg
28
%
* Percent Daily Values are based on a 2000 calorie diet.
¿Has probado esta receta?¡Etiquétanos en @micocina.real o utiliza el hashtag #micocinareal!

3 ideas básicas para cocinar las legumbres en casa

Ahora que ya sabes cómo cocer legumbres en casa de una forma muy fácil hay 3 ideas muy importantes a tener en cuenta.

  • ¿Hace falta remojar todas las legumbres?: Como idea general SÍ. Es cierto, que las lentejas se pueden cocinar sin un remojo previo. Pero si no las remojas, es muy probable que su piel se estropee y agriete. Por todo lo anterior, es recomendable remojar todas las legumbres antes de su cocción. Un poco más adelante te contaremos qué pasa si decidimos no poner a remojo las legumbres antes de cocerlas.
  • ¿Cómo puedo añadir carne a las legumbres?: De forma simplificada, hay opciones: cocinarlas con las legumbres o cocinarlas a parte. Una forma muy sencilla de hacerlo es añadir las carnes (morcilla, chorizo, panceta) junto con las verduras. Una vez que están hechas las retiramos y reservamos para juntar con las legumbres a lo hora de emplatar. Si vamos a cocinar para niños (no les gustan los sabores tan fuertes) o no todas las personas quieren consumir carne se puede hacer lo siguiente. Cocinar las legumbres tal y como se explica. Una vez que se están terminando de cocinar las legumbres, cocinamos a la plancha unas rodajas de morcilla / chorizo. Así cada uno elije si prefiere la opción con carne o solo con verduras.
  • ¿Cómo puedo hacer si quiero las verduras en trozo? La solución es muy fácil. Basta con cocinar las legumbres solas, es decir, hervirlas en agua hasta que estén a tu gusto. A la vez que se van cocinando las legumbres en una sartén a parte puedes hacer un salteado de verduras o preparar unas verduras al horno. Cuando las legumbres están a tu gusta solo quedaría añadir las verduras, mezclar y cocinar 5-10 minutos para que se junten todos los sabores.

Es realmente necesario remojar las legumbres

Sé que hace nada te acabo de decir que es muy recomendable. El principal objetivo de remojar las legumbres es ahorrarnos mucho tiempo de cocción. Como consecuencia ahorramos energía y pasamos menos tiempo en la cocina. Por norma general, nuestro estilo de vida nos impulsa a invertir el menor tiempo en la cocina. Pero te quiero contar cómo cocer legumbres en casa sin haberlas remojado previamente.

¿Qué pasa si no he remojado las legumbres antes de cocinarlas?

Una característica esencial de las legumbres, es que antes de comerlas deben de recuperar la humedad perdida en el proceso de secado. Por eso, el remojarlas nos ahorra tiempo. Pero en caso de que se te haya olvidado o no tengas tiempo para remojarlas también puedes cocinarlas directamente. Eso sí, ten en cuenta que el tiempo de cocción será mucho mayor.

El beneficio de no remojar las legumbres antes de cocinarlas es que al estar menos tiempo hidratadas quedan con una textura más tersa. Si te gustan las legumbres más bien pastosas te recomiendo cocinarlas siempre con un remojado previo. En caso de cocinar para niños el hecho de que tengan una textura más suave también suele ayudar a que se las coman con más facilidad. De hecho, el incluir las verduras tal y como se plantea en la receta es una ayuda para introducir un extra de verduras en la alimentación infantil.

En resumen, si quieres ahorrar tiempo y no puedes pasar mucho tiempo en la cocina remoja las legumbres antes de cocinarlas. Por el contrario, si te gustan las legumbres más bien tersas puedes invertir más tiempo y cocinarlas sin remojar.

Cómo influye la sal a la hora de cocinar las legumbres en casa

Otra de las dudas más comunes a la hora de cocer las legumbres en casa es cuándo es el mejor momento para añadir la sal. Vamos a ver qué nos dice la ciencia al respecto.

A lo largo del artículo, hemos comentado que según cómo nos gusten las legumbres las debemos de cocinar de una forma o de otra. Lo mismo sucede a la hora de decidir cuándo debemos de añadir la sal.

  • Añadir sal durante el remojo: El hecho de añadir sal en el agua que se utiliza para remojar las legumbres reduce la capacidad de absorción de líquidos. En otras palabras, al añadir sal en el agua de remojo las legumbres quedan menos pastosas y se potencia su sabor. La sal retira un poco de agua de la legumbre y reduce la velocidad de penetración del líquido. Al final del proceso, la sal termina penetrando en la legumbre donde se desestabiliza la dura pectina que mantiene juntas las células y acaba cocinándola de manera más rápida y uniforme.
  • No añadir sal durante el remojo: Al remojar legumbres en agua dulce (la del grifo) su volumen aumente alrededor de un 120%. Sin embargo, si las remojamos en agua salada (15 gr de sal por cada litro de agua) su volumen aumenta alrededor de un 80%. Como consecuencia, las legumbres quedan más pastosas y blandas después de su cocción.

La idea que aquí se vuelve a repetir, es que no hay una forma correcta de hacer las cosas. Sino que más bien hay que experimentar con las diversas opciones hasta conseguir el resultado que más te guste.

Esperamos que te haya gustado el artículo y que hayas aprendido algo nuevo. Si te surge cualquier duda solo tienes que dejar un comentario y estaremos encantados de ayudarte. Antes de despedirnos, te proponemos una selección de recetas con legumbres ricas, sanas y fáciles.

Más recetas con legumbres de Mi Cocina Real

No olvides que tienes más información en el Instagram de Mi Cocina Real

Un abrazo y hasta la próxima.

Bibliografía de referencia donde puedes encontrar más información:

  • La cocina y los alimentos: Harold McGee (Editorial Debate)
  • Cocinología, la ciencia de cocinar: Dr. Stuart Farrimond (Editorial DK)

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valora la receta




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.